sábado, 31 de enero de 2009

leyenda del árbol gris...


El viento mecía las hojas de aquel arbol solitario en el horizonte.
La chica de sonrisa torcida caminaba en círculos alrededor de él.
Nadie entendía bien ese extraño comportamiento.
Todas las noches repetía ese ritual...rodeaba al viejo arbol gris una y otra vez.Una vez que terminaba de rodearlo abrazaba su tronco con desgarradora fuerza,como intentando fusionarse a él.
Se sentaba sobre sus recias raíces y tarareaba la misma melodía triste...
Y allí se quedaba,solitaria,horas y horas...mirando a la luna.
Algunos la observaban,no entendían nada.
Pensaban que era fruto de la locura o tal vez de un comportamiento excéntrico:"Ella estaba loca".
La luna brillaba a sus espaldas,amplia luna llena de inmensa luz.La noche parecía menos triste junto a aquel arbol.
Aquella chica...
¿Quién era esa muchacha?
Una noche,un joven osó acercarse a ella.
-¿Por qué?
Ella cesó su baile entorno al viejo árbol podrido.Miró al muchacho y le dijo:
-Él me necesita.Se siente solo como yo y le gusta sentir mi presencia alrededor.
El joven creyó que estaba loca y desapareció en el silencio de la noche.
La chica repitió este comportamiento durante largo tiempo.Él la observaba en la sombra.Le parecía encantadoramente ridículo aquel trasiego nocturno alrededor de aquel árbol solitario.
Pero un día la joven faltó a su cita...así sucedió al día siguiente...y al siguiente...
El muchacho la estuvo esperando y esperando agazapado desde la lejanía,pero ella nunca apareció.
Una noche se acercó al viejo árbol,miró hacia lo alto,caminó alrededor de él y abrazó su tronco.
De repente sintió una fuerza perturbadora en su interior,sintió alivio y un ligero cosquilleo en la nuca.En un instante entendió la actitud de la muchacha...y volvió a aquel lugar a la noche siguiente y así durante varias noches.
Una noche hubo un eclipse de luna,aquel lugar se volvió lúgubre,tenue,gris...encarnaba un entorno tétrico...y el chico se quedó en casa refugiado de los temores de la noche.
A la noche siguiente una tímida luna nueva acaparaba la vistosidad del negro cielo encrespado.El joven se decidió a volver a reencontrarse con aquel esquelético árbol...
Cual fue su sorpresa al llegar allí...
El árbol no estaba...y en su lugar se encontraba el cadáver áun caliente de aquella extraña muchacha.
En sus dedos quedaban algunas astillas de la madera del frágil árbol y entre su pelo se anidaban algunas hojas muertas...
Sus mejillas áun conservaban el rastro de sendas lágrimas tatuadas por el frío...
El joven abrazó fuertemente a la muchacha...y de su corazón brotaron cientos de flores...
La chica fue enterrada en la soledad de aquella fría noche por el muchacho...nadie acudió en todo el pueblo.
Al poco tiempo,de aquella tumba sin nombre brotó un frondoso árbol.
Dicen las lenguas que todas las noches,un jóven camina en círculos alrededor de él,sonriente,con limpia mirada,tarareando la más hermosa melodía que oirían jamás nuestros oídos...abrazando aquel tronco como si intentara fusionarse a él...así una noche y otra...y otra...

5 comentarios:

niño mutante dijo...

imbecil ¬¬

niño mutante dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CyberAngel dijo...

Me encanto este relato,
alejarse del recuerdo,
reir en el momento,
intentar enloquecer,
acercarse y alejarse a la vez.

Juraria que los arboles hablan,
oraria en silencio ante sus ramas,
sentiria sus palabras...que ???
en el aire viajan.

Tendria que callar y pensar,
Quixiera poder decir más,
Me voy sin mirar atras.

Kinky, sos tonta de la moña, pero no te quiero Nana...jajaja!!!

Ángel!

perdidosenlamovida dijo...

¿Tuyo, Kinky?, ¿si, tia?. =O
Me encanto!!. De verdad que si. =D
Sorprendisteme de nuevo, guapa!!.

No dejes de escribir!!.
BESOSSSSS. ;P

Imágenes dijo...

Ya vas, si ya vas... de a pocos, más de a pocos que ahora impetuosa tormenta. Excelente idea-raíz. Que E. A. Poe y Tim Burton te sigan iluminando. Que más horas agranden tus talentos.